El pedigrí del Consejo Ciudadano de Podemos

Los párrafos que vienen a continuación son de los que con el tiempo puedes acabar arrepintiéndote de haber escrito. Porque te ves obligado a rectificar. Después de ver la entrevista que hizo Ana Pastor en “El Objetivo” de La Sexta a Pablo Iglesias y comprobar cómo un discurso del pasado puede volverse en tu contra en el momento conveniente, dan ganas de callarse y evitar expresar opiniones comprometedoras. Pero no quiero entrar en el juego de la espiral de silencio, en el que el discurso contrario a la tendencia dominante acaba enmudecido, y voy a arriesgarme a decir que aunque quienes componen Podemos afirman ser ajenos a la casta política que gobierna España desde hace décadas, necesitan demostrar pedigrí para formar parte del nuevo Consejo Ciudadano elegido el pasado fin de semana. Es decir, una persona que no se haya involucrado en algún movimiento social de nuevo cuño tiene difícil la entrada a la cúpula de Podemos. Menos aún si no ha mantenido relación con la universidad en algún momento. Y voy a ahondar: tampoco sirve la pertenencia a cualquier grupo. Yo mismo, como socio o antiguo socio de varias asociaciones culturales y una asociación de vecinos, o como afiliado a un sindicato agrario mayoritario, lo tengo crudo. SEGUIR LEYENDO