El pedigrí del Consejo Ciudadano de Podemos

COMPARTIR
Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Email this to someonePrint this page

Los párrafos que vienen a continuación son de los que con el tiempo puedes acabar arrepintiéndote de haber escrito. Porque te ves obligado a rectificar. Después de ver la entrevista que hizo Ana Pastor en “El Objetivo” de La Sexta a Pablo Iglesias y comprobar cómo un discurso del pasado puede volverse en tu contra en el momento conveniente, dan ganas de callarse y evitar expresar opiniones comprometedoras. Pero no quiero entrar en el juego de la espiral de silencio, en el que el discurso contrario a la tendencia dominante acaba enmudecido, y voy a arriesgarme a decir que aunque quienes componen Podemos afirman ser ajenos a la casta política que gobierna España desde hace décadas, necesitan demostrar pedigrí para formar parte del nuevo Consejo Ciudadano elegido el pasado fin de semana. Es decir, una persona que no se haya involucrado en algún movimiento social de nuevo cuño tiene difícil la entrada a la cúpula de Podemos. Menos aún si no ha mantenido relación con la universidad en algún momento. Y voy a ahondar: tampoco sirve la pertenencia a cualquier grupo. Yo mismo, como socio o antiguo socio de varias asociaciones culturales y una asociación de vecinos, o como afiliado a un sindicato agrario mayoritario, lo tengo crudo.

Me he dedicado a ojear el perfil de las 62 personas elegidas para el Consejo Ciudadano de Podemos y me he quedado sorprendido. Aparte de los profesores universitarios ya conocidos Íñigo Errejón, Juan Carlos Monedero o Carolina Bescansa, habituales de cualquier programa de televisión, se encuentran en el grupo una pléyade de docentes,  participantes en los diversos movimientos sociales de los últimos tiempos,  unas pocas personas procedentes del sindicalismo o la política de izquierda, más un enjambre de gente diplomada, licenciada, graduada o con máster; este último grupo con vínculos a la vida universitaria o los movimientos sociales, con toda seguridad. Parece ser que un solo miembro está en paro; el resto parece tener más o menos fortuna laboral.

Profesores universitarios

Movimientos sociales

Sindicalismo y política

Otros

Íñigo Errejón

J.C. Monedero

C. Bescansa

Luis Alegre

Gemma Ubasart

Jorge Lago

Germán Cano

Eduardo Maura

Nacho Álvarez

Ariel Jerez

J.M. Expósito

E. Gómez

Alberto Montero

Raimundo Viejo

Miguel Bermejo (15M)

Rita Maestre (15M)

Sara Bienzobas (15M)

Germán Cano (15M)

E. Fernández (15M)

Nagua Alba (15M)

Miguel Ardanuy (15M)

Clara Serrano (15M)

Eduardo Maura (15M)

S. González (15M)

Ana Domínguez (15M)

M. Martínez (15M)

Sandra Mínguez (15M)

Rafa Mayoral (PAH)

Irene Montero (PAH)

J.M. del Olmo (PAH)

Clara Serra (Bolonia)

Jesús Gil (Bolonia)

E.Muñoz (Estudiantes)

I.Franco (SOS Racismo)

L.Á. Aguilar (STOP)

A.Castaño (M.Blanca)

A. Honorato (SAT)

Sergio Pascual (SAT)

J. Montero (UCE-IU)

Paula Baeza (CGT)

L.Á. Aguilar (IU)

Raimundo Viejo (IU)

T. González (Politóloga)

P. Bustinduy (Filósofo)

L. Ayala (Historiadora)

J. Moruno (Sociólogo)

L.Casielles (Periodista)

B. Guerra (Música)

Á.Ballester (Historiadora)

B. Rilova (Bióloga)

Noemí Santana (ADE)

G. Paños (ADE)

P. Fernández (Abogado)

G.Galdón (Investigadora)

X.X. Rodríguez (Parado)

Isabel Alba (Filósofa)

Esther Sanz (Periodista)

Ana Terrón (Historiadora)

Jaume Asens (Abogado)

M.C. Romero (Bióloga)

A. Machín (Economista)

R. López (CC.Deporte)

M.Á. García (G.Social)

Carlos Jiménez (Jurista)

Fuente: El País. En cursiva, personas que aparecen en más de una columna. Siglas: Momiviento 15M (15M), Plataforma de Afectados por la Hipoteca (PAH), Movimiento contra el Plan Bolonia (Bolonia), Movimientos estudiantiles (Estudiantes), STOP Deshaucios (STOP), Marea Blanca (M.Blanca), Sindicato Andaluz de Trabajadores (SAT), Uníficación Comunista de España (UCE), Izquierda Unida (IU), Confederación General de Trabajadores (CGT).

No hay duda de que es un equipo con buena formación académica, pero me temo que es otro grupo cerrado en el que no se puede entrar si no muestras el carné de pedigrí. Pude llegar a ser profesor asociado en la universidad en cierto momento, pero en el último momento reapareció un candidato que había sido descartado al principio y me arrebató el puesto. Me acerqué a la Plaza del 15M de Valencia en 2011 por curiosidad alguna que otra noche, más bien tarde, y no me sentí muy identificado con lo que vi; para rechazar el Plan Bolonia ya soy un poco mayor. Para acabar, como millones de ciudadanos, no tengo ni he tenido carné político. Este año me he afiliado a un sindicato agrario que poco tiene que ver con las luchas del SAT, así que por ahí no voy a ninguna parte. En resumen, no reúno las condiciones de pedigrí que se exigen para figurar en la cúspide de Podemos.

La elite de Podemos no deja de ser tan exclusiva como la del resto de partidos políticos. El acceso a los puestos de responsabilidad está igual de limitado que en las otras formaciones, a pesar de que Podemos insiste en que cualquiera pudo recibir votos en el proceso digital que se llevó a cabo. Sin embargo, el discurso de Podemos es diferente al del resto de opciones políticas a ojos de la ciudadanía. Tiene mérito. El mérito de una banda de expertos en diversas materias que ha sabido ofrecer un mensaje distinto, en apariencia, en un entorno social cambiante.

COMPARTIR
Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Email this to someonePrint this page

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *