Defender lo indefendible

COMPARTIR
Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Email this to someonePrint this page

A comienzos de esta semana el Partido Popular y el Partido Socialista llegaron a un nuevo acuerdo para luchar contra el terrorismo. El pacto de Estado firmado por ambas formaciones en relación con estos delitos violentos tiene varios antecedentes en las últimas décadas. El texto suscrito el lunes entre Mariano Rajoy y Pedro Sánchez puede que sea, de todos, el que más daño haga a los socialistas, pues admiten que en el caso de crímenes terroristas se pueda aplicar la máxima pena del Código Civil. En apariencia, no habría nada que objetar a la disposición. Sin embargo, el consentimiento del PSOE se topará dentro de muy poco tiempo con la modificación que está tramitando el Legislativo a iniciativa de los populares (y con la oposición del resto de los grupos políticos, incluido el socialista) para que la máxima pena del Código Civil sea la “prisión permanente revisable”, es decir, la cadena perpetua. Pedro Sánchez se va a encontrar por vez primera con una contradicción real en su ideario, más allá de nimiedades para Twitter.

Por un lado, el PSOE está en contra de la “prisión permanente revisable”; por otro, acuerda con el PP aplicar a ciertos delitos terroristas la “prisión permanente revisable” bajo el eufemismo “máxima pena privativa de libertad recogida en el Código Penal”. Pedro Sánchez y su equipo no tienen un pelo de tonto, así que han exigido insertar en el texto del pacto de Estado una frase críptica: “El presente acuerdo no se verá afectado por los posibles cambios en el sistema de penas que puedan producirse en el futuro en función de las posiciones mantenidas por las partes en el curso de la tramitación de la reforma del Código Penal”. Vamos, que hoy la máxima pena de cárcel son 40 años; mañana puede ser cadena perpetua; y pasado mañana, vete a saber. Una cosa está clara: el PSOE ha firmado aplicar la pena máxima para el terrorismo y sabe que en breve ese castigo será la cadena perpetua, en contra de su ideología. Así que tendrá que explicar muy bien al electorado qué ha perpetrado. Antonio Hernando, el portavoz socialista en el Congreso de los Diputados, ha afirmado que el PSOE no ha renunciado a sus principios: “A ninguno de ellos. No estamos de acuerdo con la prisión permanente revisable, la recurriremos y la cambiaremos”. Lo que importa es la unidad de los demócratas frente al terrorismo, como se ha repetido durante años y años.

Muchos miembros del Partido Socialista se han puesto en marcha nada más conocer la noticia y están haciendo un esfuerzo pedagógico a través de Twitter para defender lo que a primera vista es indefendible. Como sigo en Twitter a unos cuantos afiliados al PSOE, no es difícil ver la versión oficial del partido. Uno de los que más se ha explayado en mi timeline ha sido Martín Navarro, el Secretario General de la agrupación València-Nord del PSPV. Navarro se ha dedicado a retuitear todo lo necesario para entender el caso.

La diputada autonómica por Teruel, Mayte Pérez, también se ha volcado con los retuiteos a Pedro Sánchez.

La cuenta de la agrupación local del PSOE en Teruel ha retuiteado, sin contextualizar, que el partido recurrirá la “prisión permanente revisable”.

La diputada autonómica por Zaragoza y alcaldesa de Used, Carmen Sánchez, ha ido un paso más allá y ha dejado escrito un mensaje en el que repite el mantra que emana de Ferraz.

Los jóvenes del partido prefieren dar un toque personal a los comunicados oficiales. Miguel Cimorra, Secretario General de las Juventudes Socialistas de Zaragoza, ha apostado por una visión tergiversadora de la realidad afirmando que el PSOE “ha llegado a un acuerdo imponiendo la pena máxima del Código Penal” y que el pacto “es sin prisión permanente”; Daniel Martín, Secretario de Igualdad de las Juventudes Socialistas de Zaragoza, no ve contradicciones en el pacto antiterrorista.

Finalmente, quien fuera diputada por Huesca en el Congreso de los Diputados, Marta Gastón, se muestra incrédula, con la tranquilidad de no estar en la primera línea de la política en estos momentos.

No obstante, tal y como deja entrever Marta Gastón, no toda la militancia está a favor de la firma del pacto antiterrorista entre el PP y el PSOE en los términos acordados. Algunas de las voces más críticas están en los entornos de José Antonio Pérez Tapias o Alberto Sotillos, quienes intentaron disputar la Secretaría General del PSOE a Pedro Sánchez el año pasado. Antonio Hernando dijo en la Cadena SER que casi seguro que no habría críticas internas “por responsabilidad”. Iba equivocado. Aunque siempre habrá alguien que refute las voces críticas. Y como muestra, un retuiteo de Martín Navarro.

COMPARTIR
Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Email this to someonePrint this page

Un pensamiento sobre “Defender lo indefendible”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *