Renovación y Sara

COMPARTIR
Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Email this to someonePrint this page

La campaña electoral ha llegado casi sin darme cuenta. La pegada de carteles en Aguatón no es tendencia porque vuelve a presentarse a la alcaldía del pueblo la misma persona que desde 1991, con casi todos los números para repetir cargo. Este año, como tantos otros, vuelve a enfrentarse a una lista fantasma del Partido Popular. Aunque viendo el nombre de la candidata popular, Encarnación Giménez Hernández, quizás la lista no sea tan fantasma como parece. A lo mejor este año hay emoción en el recuento. Mucha más que hace cuatro años, cuando había cuatro propuestas para el único puesto del ayuntamiento, el de alcalde. Entonces Juan Ramón Cardo (PSOE) tenía como contrincantes a María Dolores Sanahuja, por el Partido Aragones (PAR); a Miguel Clemente, por el PP; y a Teodoro Medina (y Guillermo Durán como suplente), por Los Verdes-Ecopacifistas. Es decir, casi había más candidatos que votantes. Lo más seguro es que haya reelección y la esperada renovación que se desea en el conjunto del Estado no llegue a uno de los municipios más pequeños de la provincia de Teruel. Tampoco es de extrañar, porque en un grupo de población tan reducido es difícil encontrar recambio.

¿Qué pasa si miro un peldaño más arriba? Las listas autonómicas por la provincia de Teruel dicen mucho sobre la renovación que nos espera a los ciudadanos de a pie. El PP presenta como cabeza a Carmen Pobo, actual presidenta de la Diputación Provincial de Teruel, diputada en las Cortes de Aragón y concejala del Ayuntamiento de Cella. Difícil acumular más cargos. No hay mucho más que decir. Por el PSOE se ha anunciado un repertorio novedoso.

Voy medio loco desde mitad de marzo dándole vueltas a la renovación de esa lista. Como número uno aparece Vicente Guillén, actual diputado en el Congreso. Imagino que se ha cansado de los viajes capitalinos y prefiere hacer menos kilómetros hasta la provinciana Zaragoza. En el dos figura Mayte Pérez, única que repite (como gusta destacar a la cúpula), quien ha destacado estos cuatro años por las reivindicaciones a favor de la escuela y los servicios sociales públicos. Es de bien nacido ser agradecido; reconozco que he tenido alguna conversación con Mayte vía Twitter y quedé sorprendido para bien. El tres es para Ignacio Urquizu, profesor universitario en Madrid. Lleva meses de gira por toda España teorizando sobre el futuro de la política en el país (yo mismo lo vi en la sede de Blanquerías del PSPV-PSOE no hace tanto) y se preocupa mucho de que en sus escritos no haya una referencia expresa a su militancia en el PSOE, aunque todo el mundo lo sepa. Más atrás están Julia Vicente, alcaldesa de Alcorisa y diputada provincial desde 2003, y Herminio Sancho, único candidato sin pedigrí, procedente del sindicalismo agrario. No merece la pena extenderme más sobre Herminio porque puedo escribir otro artículo. Se comenta que en el último momento cayó de la lista Antonio Arrufat, actual senador por Teruel y alcalde de La Cerollera, expresidente de la Diputación Provincial de Teruel. Debe ser que no daba el perfil de renovación necesario.

Lo cierto es que muchos nombres repiten en estas elecciones. A pesar de todo hay caras nuevas con más o menos posibilidades de resultar electas.  Caras que ahora son solo una tesela en el mosaico y que deberían ganar protagonismo si realmente se quiere hablar de regeneración. En los partidos del régimen del 78, claro. Gente joven sin historial en organizaciones políticas y con ganas de trabajar por y para la comunidad. Sara Ros es un ejemplo. Sin embargo, primero tiene que vencer a los prejuicios de su pueblo de origen para al menos ser escogida concejal y luego superar las barreras de entrada impuestas por los aparatos, único modo de llegar más allá de la micropolítica. Hasta que las direcciones de los partidos no sean capaces de inmolarse en beneficio del bien común no podrá hablarse de verdadera renovación.

COMPARTIR
Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Email this to someonePrint this page

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *