El pedigrí del Consejo Ciudadano de Podemos

Los párrafos que vienen a continuación son de los que con el tiempo puedes acabar arrepintiéndote de haber escrito. Porque te ves obligado a rectificar. Después de ver la entrevista que hizo Ana Pastor en “El Objetivo” de La Sexta a Pablo Iglesias y comprobar cómo un discurso del pasado puede volverse en tu contra en el momento conveniente, dan ganas de callarse y evitar expresar opiniones comprometedoras. Pero no quiero entrar en el juego de la espiral de silencio, en el que el discurso contrario a la tendencia dominante acaba enmudecido, y voy a arriesgarme a decir que aunque quienes componen Podemos afirman ser ajenos a la casta política que gobierna España desde hace décadas, necesitan demostrar pedigrí para formar parte del nuevo Consejo Ciudadano elegido el pasado fin de semana. Es decir, una persona que no se haya involucrado en algún movimiento social de nuevo cuño tiene difícil la entrada a la cúpula de Podemos. Menos aún si no ha mantenido relación con la universidad en algún momento. Y voy a ahondar: tampoco sirve la pertenencia a cualquier grupo. Yo mismo, como socio o antiguo socio de varias asociaciones culturales y una asociación de vecinos, o como afiliado a un sindicato agrario mayoritario, lo tengo crudo. SEGUIR LEYENDO

Del civismo a la violencia

Ya se puede decir que han acabado las fiestas patronales de Aguatón. Aún queda la jornada de hoy domingo, un día bastante más descafeinado que el resto. Hace casi un año comencé una obra que, por desgracia, todavía no ha finalizado y, peor aún, está paralizada. Como no hay actividad y no hay previsión de continuidad, el solar se cercó de forma provisional para evitar accidentes y proteger los pocos materiales que quedan. Esta noche, al volver del baile a casa, he visto que la valla está en el suelo, un suceso que, no tengo duda, no ha sido fortuito. Entre la una y las cinco de la madrugada alguien ha decidido tirarla a saber por qué razón. Con la oscuridad no he podido comprobar si hay desperfectos, pero me temo que alguien haya decidido entretenerse destrozando parte de los elementos de obra que se encuentran dentro de mi propiedad, debidamente cerrada para impedir el paso. Solo espero que nadie se haya lastimado por adentrarse en un lugar poco seguro. No parecía haber nadie dentro. SEGUIR LEYENDO

Las llamas ahogadas de Benicalap

Parece ser que el mes de agosto no ha apaciguado al grupo de vecinos que se ha rebelado en el barrio de Benicalap, en Valencia, contra el nuevo edificio con fines sociales que se está construyendo: una sede de la Asociación Valenciana de Caridad, más conocida como Casa Caridad, donde atender a personas desfavorecidas. El solar de la edificación es uno de los reservados para equipamientos según el Programa de Actuación Integrada (PAI) “Benicalap Sur”, un plan urbanístico de finales de los noventa casi finalizado en cuanto a viales o viviendas, pero con un retraso considerable en la ejecución del suelo dotacional. Los vecinos descontentos se manifiestan a diario frente la obra y convocan al vecindario cada jueves. Hoy mismo, en la plaza de Virgen, frente al Palau de la Generalitat. En un principio denunciaban que la intención de la ONG es derivar al barrio drogadictos necesitados de metadona y exconvictos en rehabilitación, y que la Asociación de Vecinos Benicalap-Entrecaminos, confabulada con el Ayuntamiento de Valencia, había ocultado información a la ciudadanía. Ahora han variado el argumentario alegando que no se puede construir un macroproyecto de este tipo en una única localización y que hay que repartirlo por los 19 distritos de la ciudad. SEGUIR LEYENDO

Me siento seguro

Hace unos meses vino a Aguatón el programa “Sin ir más lejos” de Aragón Televisión. El motivo fue conocer de primera mano la razón por la que el ayuntamiento había decidido instalar cámaras de videovigilancia en las instalaciones municipales. No fue porque sí, por supuesto. Esa mañana, el diario Heraldo de Aragón había publicado una noticia donde el alcalde afirmaba que el objetivo de las cámaras era disuadir a los ladrones; la Subdelegación del Gobierno en Teruel precisaba en el mismo texto que la vigilancia callejera con grabación de imágenes requiere autorización previa y que solo se concede la instalación a ayuntamientos con cuerpo de Policía Local. La periodista del programa de televisión me entrevistó en calidad de vecino del pueblo y mi intervención se podría resumir con una frase inexacta: “Con las cámaras de vigilancia, me siento seguro”. SEGUIR LEYENDO

La limpieza de bolsillo de la profesora Celia

La televisión en abierto de madrugada es territorio de lobos. Y la audiencia está ávida de información sobre la fauna que la habita. Lo sé porque muchos visitantes de este blog llegan buscando sobre la efectividad de las predicciones de Maruja Zorrilla. En una de esas decenas de emisoras que emiten sin licencia por toda España aparece muchas noches la profesora Celia, acompañada de vez en cuando por Maribel Sanz, famosa en otros tiempos por su trabajo como modelo y esposa del cantante Sergio Dalma. Este fin de semana, la profesora Celia estaba sola. No sé si porque no le alcanza para pagar los honorarios de la joven o porque considera que ella misma se basta para lidiar con la clientela que llama al teléfono de tarificación especial que aparece en la pantalla. SEGUIR LEYENDO

Lo que sea por mantener la escuela

Leo en Heraldo de Aragón una noticia de Europa Press en la que se dice que la comarca Comunidad de Teruel ofrecerá 3.000 euros a cada pueblo para contratar a un trabajador durante tres meses. No es una idea nueva del Partido Popular y del presidente comarcal, Joaquín Juste. El anterior equipo de gobierno en coalición entre PSOE y PAR ya lo puso en funcionamiento durante el último año de la legislatura. Trabajé durante un mes para el ayuntamiento de Aguatón en marzo de 2011 gracias a ese plan. La noticia, además de relatar las bondades de los planes de empleo de la comarca, cuenta el problema al que se enfrentan algunos de los pueblos para mantener viva la escuela. Y no he podido contenerme: he escrito un comentario en la página de Heraldo. Como no he recibido respuesta tras pinchar el botón “Publicar” y estaba interesado en expresar mi opinión, me he visto obligado a escribir una entrada en el blog. SEGUIR LEYENDO

Vida real o vida virtual (I)

Uno de los escasos seguidores de este blog se puso en contacto conmigo el fin de semana pasado para echarme en cara que no había publicado nada desde febrero. Tiene toda la razón. Pero he tenido que elegir y establecer prioridades. Uno de mis jefes en uno de mis múltiples empleos me decía que no marcaba prioridades, que no sabía distinguir entre lo importante y lo urgente. Esa frase ha rondado durante años en mi cabeza y al final le he acabado dando un sentido.

La urgencia es sólo el interés de un tercero para que deseches la opinión propia sobre qué es importante y qué es intrascendente. Así que ya no me sulfuro cuando alguien me espeta que un asunto es urgente y yo considero que es un tema menor. Se me revuelve el estómago, pero ya no pierdo el sueño porque me pidan un recado con urgencia. Como todos los encargos siempre son urgentes en el trabajo, hay que acabarlos aunque sea echando horas extra; por supuesto, sin remunerar. Y si el trabajo está lleno de urgencias, pasa a ser lo único importante en la vida. A estas alturas, con el poso de decenas de experiencias y formando parte de la lista de parados de larga duración, ya sólo divido entre tareas importantes y asuntos intrascendentes. He eliminado el lastre de lo urgente y ya sólo me interesan los temas importantes. Y entre la colección de asuntos importantes que me ocupan ahora, toca priorizar. SEGUIR LEYENDO

Planchando con Maruja Zorrilla

“Un beso, corazón mío. ¿Ya tenemos llamada? ¿Hola? Me dicen que se ha caído la llamada. Os recuerdo que estamos en directo, completamente en directo, y podéis llamarme para preguntarme todos los temas que queráis, salud, dinero, amor, sólo tenéis que llamar a ese número que aparece en vuestra pantalla”. Adoro oír las predicciones de Maruja Zorrilla, vidente. Sobre todo cuando estoy planchando de madrugada. En mis tiempos de docente en Barcelona, hace más de una década, recuerdo haberla visto en algún canal local, quizás en 25TV de L’Hospitalet. Y me fascinaba. Le había perdido la pista, pero la TDT la devolvió a mi vida el año pasado en los canales de Mediapro. Tras la fusión con Antena 3, Maruja desapareció de la pantalla nacional y pasó a dar los vaticinios en algunos canales piratas digitales. Y desde hace un mes, más o menos, Maruja se ha convertido en una de las videntes de Mediaset: se la puede ver en Cuatro, en Energy o en FDF; en uno, dos o tres canales a la vez. SEGUIR LEYENDO

Candela se lía la manta a la cabeza

Fui el primero en aplaudir las palabras de Candela Peña el domingo durante la entrega de los Premios Goya. El discurso me tocó la fibra sensible porque el alegato comulgaba con todo lo que pienso. Me alegré de que la actriz aprovechara la plataforma que se le ofrecía para lanzar el mensaje. Con una interjección creí resumir lo que sentía.

Candela Peña, a pesar de detallar verdades como puños, se convirtió pronto en el centro de la diana para los miembros de la ultraderecha mediática. Las palabras de la discordia fueron: “En estos tres años he visto morir a mi padre en un hospital público donde no había mantas para taparlo, donde no había agua para darle de beber, se la teníamos que llevar nosotros. Estos tres años que hace que no trabajo ha salido de mis entrañas un niño que no sé qué educación pública le espera. Y en estos tres años sin trabajar he visto también como la gente se mata por no tener casas”. A los pocos segundos los altavoces más radicales rechazaron el discurso tachándolo de demagógico. Miles de palmeros siguen alentando la crítica incluso tres días más tarde. SEGUIR LEYENDO